[diseño web] [hacer paginas web] [El "Tren" para todos]
[Quienes somos]
[]
[]
[Caracoles a la vizcaina]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[El ferrocarríl en la musica tradicional]
[Las vías del tren en el valle del Ebro]
[Haro, que se ven las luces]
[San Asensio, la estación y su castillo]
[Alcanadre]
[Castejón y su museo]
[Desde Campomanes]
[El museo del ferrocarrll de Gijón]
[Oviedo Express]
[El MUMI]
[La Rampa del Pajares]
[Vilanova Í La Geltru]
[El cremallera de Monserrat]
[La Rhune; Sus trenes]
[El tranvia 28 y los elevadores de Lisboa]
[Introducción]
[Nacen Aita y las "Blancanieves" en Bilbao]
[nacen "Ternaskus" y Metro Bilbao]
[Recordando a Nicholas Joseph Cugnot.]
[]
[El Cortijo_en la Rioja]
[Estación de Malvedo desde Casorvida]
[Deusto, la republica]
[Elegia a la maquina de Vapor]
[Maquina 501]
[Viento Negro]
[Españoles_Ispansi]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]
[]

TRENES y algo más

Del Mediterráneo al Cantábrico y vuelta

por tierras de aragón

Llegamos a Utrillas

Share on Tumblr

por  "Ternaskus" 

por el cómodo sendero del tren minero, ya podemos contemplar con detalle los lavaderos del carbón, origen del tren que nos ha traído desde Zaragoza, desaparecido hace tiempo como podeis suponer.


          

Paisaje que nos recuerda que esas ruinas de tiempos pasados, con todos sus edificios constituyeron orgullosos pilares del sostenimiento del tren, semidestruidos podemos apreciar el edificio central, el depósito de locomotoras, las viviendas e instalaciones para jefes, la placa giratoria, el cocherón, los muelles y las vías son fantasmas del pasado, solos recordados por aquellos paseantes y turistas que todavían quieren imaginar como se trabajaba en estos parajes para extraer y llevar aquel carbón que no hace mucho tiempò utilizabamos como motor de desarrollo en nuestro país.

Kilometro cero, altitud 888,41 metros




El tren de Zaragoza terminaba su recorrido en los lavaderos de carbón, pero para acercarse a las bocas de las minas productoras del mineral existio otro pequeño ferrocarril paralelo en su actividad comercial , y complementario en su desarrollo.






Este pequeño ferrocarril, en el que trabajaron unos 200 hombres a la vez que en el de Zaragoza de vía metrica, tambien contaba con  túneles y viaductos, depósito de locomotoras, placa giratoria y cocherón, hechos en miniatura a la medida del coqueto transporte. Desaparecio al igual que su hermano de mayor ancho de vía, victima del transporte por carretera que se efectuaba incluso en camiones que la propia empresa poseía haciéndose, de ese modo, la competencia a sí misma.



El recorrido, que vamos aseguir a partir de aqui nos servira para llegar a Utrillas - Villa, constaba solamente de unos siete kilometros de longitud y su ancho de vía era de 0,60 metros; su cometido era descargar en lavaderos el mineral extraido de las minas del sur a           de altitud.


Sin embargo para alcanzar utrillas quiza tambien lo podamos hacer por la general a Teruel (la 420).


Para ser del todo fieles al trazado ferroviario, deberemos tomar desde la explanación de  Lavaderos la superestrecha ruta hasta el casco de la capital del carbón.


Hoy en día Utrillas todavía mantiene vivo sus origenes mineros.

Adaptandose a los nuevos tiempos y restaurando muchos de los vehiculos y maquinaria que formaban parte del día a día de la mineria ha conseguido atraer una infinidad de turistas especializados y a los que no lo son para de esta forma aprovechar una fuente de ingresos util para la economia de la zona, ademas de mantener vivo su reciente pasado.

A la salida hacia la próxima población de Escucha tiene un bonito detalle, consiste en una pequeña maquina de arrastre de vagonetas tipo 020 colocada sobre un pedestal y que luce el numero 31.

En nuestra marcha a Escucha, situada a cinco kilometros de distancia, tocaremos poco tiempo despues de nuestra salida de Utrillas con la Barriada Obrera del Sur, barrio que en su día fuera de trabajadores mineros. No mucho más tarde la silueta espigada de una chimenea construída en hormigón, que sobresale tras los cabezos térreros de desolado manto vegetal,nos anuncia la presencia del próximo poblamiento de Escucha.


Es aqui donde a pesar de haber perdido a una parte importante de su población y de sus puestos de trabajo, han sabido reorientar su futuro a otros sectores como el industrial o el turístico, y lo han sabido hacer aprovechando, no solo el potencial ecológico y natural que posee la comarca, que es muy grande, sino también el que su historia más reciente les ha proporcionado, la minería.


Hemos tenido la oportunidad de visitar el Museo Minero de Escucha.


Visitarlo es sumergirse de lleno en la profesión del minero y entrar en una auténtica mina, como si fueras a trabajar en ella, solo que como sabes que no vas a trabajar, es mucho más divertido.


La visita es guiada y tiene una duración aproximada de una hora y media, primero te equipan como un verdadero minero, con un casco-linterna, una petaca con la batería y un autorescatador, el mismo que usaban los últimos mineros.

  

ir a video

La mina, que se llama “Se Verá” (según nos indicaron, porque esa era la respuesta a preguntas como ¿encontraremos carbón? ¿habrá trabajo?…). Esta mina cerró en los años sesenta y ahora se ha restaurado y acondicionado para la visita, siendo la única mina real visitable en toda Europa.

Tras descender en vagonetas como las que usaban los mineros hasta unos 200 metros de profundidad, recorremos varias galerías donde conocemos los diferentes modos de entibación usados (tanto metálicos como los más tradicionales en madera), algunas de las máquinas utilizadas en la mina, así como la recreación de algunos trabajos, como el de dinamitero, o la perforación y la apertura de galerías.


También se visita un auténtico tajo natural de carbón. Y todo ello perfectamente explicado por una guía, que en nuestro caso además lo hizo maravillosamente bien y de una manera muy amena y divertida. Ah, y se nos olvidaba, en algunos tramos el recorrido se realiza a oscuras, solamente iluminados por la luz de nuestros cascos-linterna, para hacernos sentir todavía más la mina.


Centro Interpretativo Minero “Pozo Pilar”, el complemento perfecto para el Museo Minero.


También en Escucha y a solo unos metros del Museo Minero, encontramos el Centro de Interpretación de la Minería “Pozo Pilar”. En él descubrimos cómo se trabajaba en las instalaciones exteriores de una mina, la sala de enfermería y botiquín, el laboratorio, la sala de juntas, las oficinas, la sala de cartografía y topografía, las herramientas y equipos que utilizaban los mineros, los sistemas para fichar al entrar y salir de la mina, etcétera.


Durante este año 2014 la visita es guiada y gratuita, con una duración aproximada de 45 minutos. Según nos comentaron, se está trabajando en acondicionar para su visita otras zonas de las instalaciones que ahora permanecen cerradas, como por ejemplo las duchas. En resumen, se trata del complemento perfecto para la visita al Museo Minero, pues entre ambos podemos hacernos una perfecta idea del día a día del trabajo en las minas de carbón de la zona.